El mega local de Louis Vuitton en Tokio con fachada nacarada

El estudio japonés Jun Aoki & Associates creó una tienda insignia distintiva para Louis Vuitton en el distrito comercial de Ginza en Tokio con una fachada ondulada e interiores del arquitecto Peter Marino.

Reemplazando el local anterior de la marca, que ocupaba la misma esquina desde 1981, la tienda Louis Vuitton Ginza Namiki de siete pisos está envuelta en una fachada similar al agua. Diseñado por Jun Aoki and Associates, el frente ondulado nacarado fue creado para darle al edificio un aspecto moderno y reflejar la ubicación de Ginza cerca de la bahía de Tokio.

“La apariencia altamente moderna del edificio interpreta los reflejos del agua como un fenómeno material», afirmaron desde Louis Vuitton. «Poético pero lúdico; resplandeciente y rítmico. Una vez que una península que se extendía en la bahía de Tokio, esta evocación del agua se expresa en superficies suaves y onduladas, desde la fachada de vidrio que transmite colores cambiantes hasta las escaleras y los accesorios».

La fachada se construyó a partir de dos capas de vidrio que se curvan y ondulan como el agua, que se cubrió con una película dicroica para crear una coloración nacarada. Una abertura en la esquina de la planta baja muestra las últimas colecciones y permite vislumbrar los interiores llenos de arte e inspirados por la naturaleza del estudio Peter Marino, con sede en Nueva York.

A lo largo de los espacios comerciales, las paredes texturizadas, las superficies curvas y una paleta de materiales de madera y vidrio llenan el espacio agregando ligereza al interior mientras refuerzan el tema natural.

Los pisos están conectados por una escalera central construida con roble escultórico y vidrio que serpentea a través de la tienda rodeada por medusas suspendidas con detalles de monogramas.

Una escalera secundaria en la parte trasera de la tienda emplea una paleta de materiales similar y está enmarcada por una pared de cuatro pisos que reinterpreta una pintura de la artista japonesa Kimiko Fujimura y refleja la estética orgánica del edificio.

vía dezeen.com

Comentarios Facebook